Posts etiquetados ‘punk’

Empecemos por el final. Una rola de Bob Marley que habla de la esclavitud, la de los barcos y la de las mentes, tocada en su momento al ritmo de un Dylan caribeño, y tocada en esta ocasión al ritmo de un Woody Guthrie con chumpa de cuero. Marley la escribió al final de su vida: “Redemption Song” se publicó en 1980, en el álbum Uprising, un año antes de la muerte del músico jamaicano; Strummer la versionó para su disco Streetcore, que vio la luz de manera póstuma, un año después de la muerte del cantante de los Clash. El reggae, el punk, el rocanrol, el blues, la música como botella a la que aferrarse para sobrevivir al naufragio, las canciones como forma de redención y de libertad, como armas cargadas de futuro, aunque parezca que no hay ningún futuro, como clamaban los Sex Pistols. No future, porque el futuro que los poderosos quieren para nosotros no nos sirve. No future, porque el futuro está por escribir.

En La música es la clave de esta semana recordamos que un veintidós de diciembre, en concreto el de hace diez años, en 2002, fallecía el corazón de “la única banda que importa”: Joe Strummer, icono del punk británico, voz de los Clash y uno de los grandes referentes vitales de un servidor, todo hay que decirlo.

Están en casa.

Bienvenidxs.

http://www.ivoox.com/musica-es-clave-30-enero-2013_md_1750671_1.mp3″

Para escuchar el programa clica en el reproductor de arriba o descárgatelo aquí (botón derecho y “guardar como”).

En La música es la clave de esta semana viajamos hasta la Inglaterra de finales de los años ’70 y principios de los ’80 para revisitar la propuesta musical, y todo lo que eso conlleva, del two tone, los dos tonos: la fusión de los ritmos jamaicanos que habían aparecido en los años ’60 en la isla caribeña con la actitud punk que desde el neoyorquino barrio de Queens, con Los Ramones, había llegado a las calles de Londres en la explosión del ’77, con bandas como The Clash, The Sex Pistols o The Jam.

Pero no sólo fusión de músicas, sino también de resistencias: por un lado, el ska y el reggae eran el idioma de los inmigrantes jamaiquinos, los rude boys, los tipos duros que llegaban al Reino Unido, que seguía y sigue ejerciendo de metrópoli aunque Jamaica se independizara en 1962, en busca de oportunidades; por otro, el rock sucísimo de la clase trabajadora inglesa, enfadada y ruidosa, violenta y profundamente orgullosa de su condición obrera. De fondo: una crisis económica brutal y el fascismo neoliberal de Margaret Tatcher haciéndose cada vez más fuerte. Contra esa Inglaterra gris se rebeló este two tone, este blanco y negro que, si bien fue breve, dejó para la posteridad una época irrepetible, tanto en la música como en la vida, si es que estas dos cosas no son la misma cosa.

Están en casa.

Bienvenid@s.

http://www.ivoox.com/musica-es-clave-32-18-julio_md_1343399_1.mp3″

Para escuchar el programa clica en el reproductor de arriba o descárgatelo aquí (botón derecho y “guardar como”).