Posts etiquetados ‘the clash’

Empecemos por el final. Una rola de Bob Marley que habla de la esclavitud, la de los barcos y la de las mentes, tocada en su momento al ritmo de un Dylan caribeño, y tocada en esta ocasión al ritmo de un Woody Guthrie con chumpa de cuero. Marley la escribió al final de su vida: “Redemption Song” se publicó en 1980, en el álbum Uprising, un año antes de la muerte del músico jamaicano; Strummer la versionó para su disco Streetcore, que vio la luz de manera póstuma, un año después de la muerte del cantante de los Clash. El reggae, el punk, el rocanrol, el blues, la música como botella a la que aferrarse para sobrevivir al naufragio, las canciones como forma de redención y de libertad, como armas cargadas de futuro, aunque parezca que no hay ningún futuro, como clamaban los Sex Pistols. No future, porque el futuro que los poderosos quieren para nosotros no nos sirve. No future, porque el futuro está por escribir.

En La música es la clave de esta semana recordamos que un veintidós de diciembre, en concreto el de hace diez años, en 2002, fallecía el corazón de “la única banda que importa”: Joe Strummer, icono del punk británico, voz de los Clash y uno de los grandes referentes vitales de un servidor, todo hay que decirlo.

Están en casa.

Bienvenidxs.

http://www.ivoox.com/musica-es-clave-30-enero-2013_md_1750671_1.mp3″

Para escuchar el programa clica en el reproductor de arriba o descárgatelo aquí (botón derecho y “guardar como”).

En La música es la clave de esta semana viajamos hasta la Inglaterra de finales de los años ’70 y principios de los ’80 para revisitar la propuesta musical, y todo lo que eso conlleva, del two tone, los dos tonos: la fusión de los ritmos jamaicanos que habían aparecido en los años ’60 en la isla caribeña con la actitud punk que desde el neoyorquino barrio de Queens, con Los Ramones, había llegado a las calles de Londres en la explosión del ’77, con bandas como The Clash, The Sex Pistols o The Jam.

Pero no sólo fusión de músicas, sino también de resistencias: por un lado, el ska y el reggae eran el idioma de los inmigrantes jamaiquinos, los rude boys, los tipos duros que llegaban al Reino Unido, que seguía y sigue ejerciendo de metrópoli aunque Jamaica se independizara en 1962, en busca de oportunidades; por otro, el rock sucísimo de la clase trabajadora inglesa, enfadada y ruidosa, violenta y profundamente orgullosa de su condición obrera. De fondo: una crisis económica brutal y el fascismo neoliberal de Margaret Tatcher haciéndose cada vez más fuerte. Contra esa Inglaterra gris se rebeló este two tone, este blanco y negro que, si bien fue breve, dejó para la posteridad una época irrepetible, tanto en la música como en la vida, si es que estas dos cosas no son la misma cosa.

Están en casa.

Bienvenid@s.

http://www.ivoox.com/musica-es-clave-32-18-julio_md_1343399_1.mp3″

Para escuchar el programa clica en el reproductor de arriba o descárgatelo aquí (botón derecho y “guardar como”).

«Maleta, la mínima. Cámara, casco y chaleco. El vuelo Madrid-Malta cuesta 80 euros. Más barato que un fin de semana en la playa.

Dos días más tarde aterrizamos en La Valeta con ese número de teléfono y la garantía de que la recomendación que llevo bajo el brazo nos asegura, al fotógrafo Ricardo García Vilanova y a mí, una plaza en un barco con destino a la ciudad sitiada.

Esperamos una semana rodeados de mochileros frente al Mar Mediterráneo. El hostal, barato, a 10 euros por noche. Pese a las miradas furtivas y las conversaciones irónicas y siempre entrecortadas con un par de turistas suecas vecinas de habitación con las que compartimos varios desayunos, nuestra fijación por las noticias de Al Jazeera puede más que la posibiidad de descocarse. Caen pizzas y cervezas, y dejamos pasar los días domesticando la ansiedad mientras caminamos por la ciudad con el ordeandor bajo el brazo, buscando cafés con wifi en los que engancharnos durante horas a cualquier información que salga de Misrata. Al Twitter rebelde o al Facebook de algunos fotógrafos y periodistas como André Lion y Alberto Pradilla, que duremen en el hospital de la ciudad y cuentan, en 140 caracteres o a través de lacónicas actualizaciones, el horror en el que viven. Del que casi todos, a estas alturas, esperan salir cuanto antes. Ni quieren oír hablar de alargar su estancia para encontrarse con nosotros. El mismo barco que nos meta a nosotros en la ciudad les sacará a ellos. Somos el relevo.»

Hola a todos y a todas. En este miércoles 28 de marzo, los perpetradores de este proyecto de agitación mental y canciones de trinchera que es La música es la clave, esto es, Adrián Bernal, al guión y al micro, y Andrés Papousek, en los controles, tenemos la suerte de contar en el estudio con la presencia del periodista Alberto Arce, autor, entre otras cosas, de To shoot an elephant, el documental sobre la operación Plomo Fundido, los bombardeos sobre la Franja de Gaza por parte del ejército israelí durante enero del año 2009 (que proyectamos esta semana en el Centro Cultural de España en Tegucigalpa dentro del Ciclo de Cine Creative Commons), o Misrata calling, libro sobre sus experiencias como freelance y periodista empotrado con los rebeldes durante la reciente Guerra de Libia, y con el que abrimos el programa de hoy.

Así que, sin más ni menos, arrancamos.

¡Bienvenidxs!

http://www.ivoox.com/musica-es-clave-24-28-marzo_md_1136990_1.mp3″

Escucha el programa en el reproductor que está justo arriba de estas líneas o descárgatelo aquí (botón derecho sobre el enlace y “guardar enlace como”).

Tras nuestro paso por Santa Rosa de Copán, desde donde emitimos en vivo y en directo la pasada semana el programa, el equipo de La música es la clave, esto es: Adrián Bernal, al guión y al micro, y Andrés Papousek, en la parte técnica, hemos regresado al estudio del CCET, en ésta nuestra Tegucigalpa de barro y humo, desde donde estamos perpetrando el programa de hoy, centrado en el documental musical, género periodístico y cinematográfico que en los últimos años está teniendo un importante auge, llenando salas y arrasando en muy diversos festivales de cine.

Dado lo gargantuesco de este proyecto, y lo limitado de nuestro tiempo, nos ceñiremos, al menos como punto de partida (este programa tiene la costumbre de tomar sus propias decisiones respecto a los contenidos, o los invitados, o las canciones…), nos ceñiremos, digo, a una fundamental efeméride para armar el programa de esta semana: hace exactamente 32 años, el 14 de diciembre de 1979, se publicaba uno de los grandes discos de la historia del rock, la obra cumbre de “la única banda que importa”, como la llaman sus más fieles seguidores: el London calling, de The Clash. Desde ahí viajaremos con Julien Temple por la Inglaterra del “Invierno del descontento” y visitaremos a los Sex Pistols y a Joe Strummer, cruzaremos el charco para ver a los Ramones, y repasaremos las incursiones de Martin Scorsese en el género.

El futuro está por escribir.

¡Bienvenid@s!

http://www.ivoox.com/musica-es-clave-13-14-diciembre_md_942749_1.mp3″